Blogia
Palabra Creadora

EL LIBRO DE RUT

EL LIBRO DE RUT

Podemos decir que la Historia de Rut es una historia humana como tantas y lo que consideramos más importante: de permanente actualidad. Colombia es un país donde la emigración y  el desplazamiento,  hacen que las familias se vayan a lugares diferentes al de sus sitios de nacimiento.  En esta historia,  un matrimonio se marcha a los campos de Moab en busca de mejores condiciones de vida,  con dos hijos que se casan con mujeres de esa región.  El hombre se llamaba Elimélec, su mujer Noemí y sus hijos Majlón y Quilión. Más adelante veremos que Elimélec muere y sus dos hijos se casan con Orfé y Rut;    después de diez años,  mueren los jóvenes quedando las tres mujeres viudas.

Esta es  una historia sencilla y llena de sobriedad que parece partir de la descripción de las simples condiciones de vida en lo material y sus necesidades, como la búsqueda de sustento en otros lugares que no son los de origen.

Sin embargo, en la historia de Rut y detrás de esta aparente simplicidad, se esconden fundamentos anímicos y espirituales que van a implicar un paso adelante en la evolución personal y colectiva.

"No insistas en que te abandone y me separe de ti, porque donde tú vayas, iré y donde tú vivas, viviré yo. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Donde tú mueras, moriré yo y allí seré enterrada" (Rut 1:16-17).

No cabe la menor duda que nos encontramos con una lectura enfocada  desde el punto de vista de la historia de las mujeres. Aquí se nos habla de emigración e inmigración, pérdida, vínculo, retorno al origen, fracaso, solidaridad, justicia, aceptación del otro, amor, y renovación. Rut se nos presenta como un nuevo arquetipo de persona al superar los lazos de sangre y decidir los nuevos lazos del destino:

"Tu Pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios" (Rut 1:16).

En la medida en que el ser humano  se va ajustando a su proceso en el mundo, aprende a decidir sobre su destino y sus vínculos por un proceso de libertad. El yo y la libertad de elección van juntos, uno es imposible sin el otro. Esta individualidad se reconoce a través de la percepción del destino compartido con otros y aprende a percibir este nuevo impulso psíquico como una nueva necesidad, determinando así el principio biológico.

Esto nos dice que el hogar está allí en donde están los vínculos que hemos escogido. Sin embargo, existen dos conceptos de familia:

-La familia genealógica, que nos es dada por el vínculo biológico de la sangre.

-La familia del alma, aquella con la cual se identifica nuestra personalidad para dar nuevos pasos de reconocimiento y de trascendencia.

No es fácil saber acompañar al otro cuando éste se queda solo y desamparado, cuando no tiene nada que ofrecer porque lo necesita todo. Por eso, el acto de Rut al decidir quedarse con Noemí, contiene muchos más aspectos que el simple hecho de quererla con tierno afecto, porque además está dispuesta a compartir su destino con todas las consecuencias que esto pueda tener.

Es una decisión no sólo afectiva, sino también ética y de una gran valentía moral. La madre sabia, en la figura de Noemí; es el personaje  que sabe aceptar las contradicciones y el dolor de la vida y sus polaridades. De llamarse “mi dulzura”, pasa a llamarse Mará, “amargura”, pues son muchas las pérdidas que ha tenido que soportar esta mujer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres