Blogia
Palabra Creadora

EL PROFETA ISAÍAS (I PARTE)

EL PROFETA ISAÍAS (I PARTE)

INTRODUCCIÓN AL PROFETA ISAÍAS

El profeta Isaías nació hacia el año 765 a. C.  El año de la muerte del rey Ozías,  en el 740 a.C., recibió en el templo de Jerusalén su vocación profética,  la misión de anunciar la ruina de Israel y de Judá en castigo de las infidelidades del pueblo (6, 1-13).  Ejerció su ministerio durante 40 años,  que fueron dominados por la amenaza creciente que Asiria hizo pesar sobre Israel y Judá.

Esta activa participación en los asuntos del país hace de Isaías un héroe nacional.  Es también un poeta genial. El brillo de su estilo, la novedad de sus imágenes le convierten en el  gran “Clásico”  de la Biblia.  Sus composiciones tienen una gran fuerza concisa, una majestad, una armonía que jamás volverán a lograrse.  Pero su grandeza es ante todo religiosa.  Isaías quedó impresionado para siempre por la escena de su vocación en el Templo, donde tuvo la revelación de la trascendencia de Dios y de la indignidad del hombre.  

Su monoteísmo tiene algo de triunfal, y también de pavoroso :  Dios es el Santo, el Fuerte, el Poderoso, el Rey.  El hombre es un ser manchado por el pecado, del que Dios pide reparación. Porque Dios exige la justicia en la relaciones sociales y también la sinceridad en el culto que se le tributa. Quiere fidelidad.  Isaías es el profeta de la fe y,  en las grandes crisis que atraviesa su nación, pide que sólo se confíe en Dios : es la única posibilidad de salvación.  Sabe que la prueba será dura, pero es el más grande de los profetas mesiánicos.  El Mesías que anuncia es un descendiente de David que hara reinar la paz y la justicia sobre la tierra y difundirá el conocimiento de Dios,   Cap 2 1-5; 7, 10-17; 9, 1-6;  11, 1-9; 28, 16-17.

Un genio religioso de esta magnitud dejó una huella profunda en su época y creó escuela.  Se conservaron sus palabras y se les añadieron otras.  El libro que lleva su nombre es el resultado de un largo trabajo de composición cuyas etapas es difícil establecer en su totalidad.  El plan definitivo recuerda el de Jeremías (según el griego) y Ezequiel: Capítulos del 1 al 12, Oráculos contra Jerusalén y Judá,  Capítulos del 13 al 23,  Oráculos contra las naciones y Capítulos del 24 al 35,  Promesas.  

Esta primera colección comprendida entre los capítulos 1 al 35 es denominada algunas veces como el “Primer Isaías” o "Proto-Isaías".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres