Blogia
Palabra Creadora

INTROD. EPISTOLAS SAN PABLO, X

INTROD. EPISTOLAS SAN PABLO, X

CARTA A LOS ROMANOS – 1ª. PARTE

 La epístola a los Romanos parece algo posterior,  Pablo se halla en Corinto (invierno del 55-56), y a punto de partir para Jerusalén, de donde  espera ir a Roma  y de allí a España,  Rm 15, 22-32; ver 1 Co 16, 3-6; Hch 19, 21¸20, 3.  Pero no ha fundado él la iglesia de Roma, respecto de la cual se halla medianamente informado, quizá por hombres como Aquila, Hch 18, 2; las pocas alusiones de su epístola únicamente dejan entrever una comunidad en la que los convertidos del Judaísmo y de la gentilidad están expuestos a despreciarse mutuamente.  Por eso cree conveniente, para preparar su venida, enviar con su protectora Febe, Rm 16, 1, una carta en que expone su solución del problema del Judaísmo-Cristianismo, tal como lo acaba de madurar bajo los impactos de la crisis gálata.  Para ello,  retoma las ideas de Gálatas pero de una manera más ordenada y matizada.  Si Gálatas presenta un grito salido del corazón, donde la apología personal, 1, 11 al 2, 21, se yuxtapone a la argumentación doctrinal, 3, 1- 4, 31, y a las vehementes advertencias, 5, 1 al 6-18, Romanos por su parte ofrece una exposición ininterrumpida con algunas grandes secciones que se entrelazan armoniosamente por medio de temas que se anuncian anticipadamente para ser luego desarrollados. 

Nadie ha discutido con argumentos serios la autenticidad de la epístola a los Romanos, como tampoco la de las epístolas a los Corintios y a los Gálatas.  La única cuestión debatida es si los capítulos 15 y 16 son una añadidura posterior.  Especialmente el último, con sus numerosos saludos, habría sido primitivamente una esquela destinada a la iglesia de Éfeso.  Pero el capítulo 15 a pesar de algunos manuscritos, no puede separarse del cuerpo de la epístola; y los que  mantienen la autenticidad del capítulo 16 advierten que Pablo no dirige nunca saludos a personas de comunidades en las que no ha trabajado. Esto habría suscitado envidias, al tratar de forma diversa a algunos miembros de un grupo en el que todos sus componentes le eran conocidos.  La lista de nombres del capítulo 16 indica que el escrito iba dirigido a una iglesia que Pablo no había fundado, lo que excluye que su destinataria sea la iglesia de Éfeso.  En cuanto a la doxología del cap 16, 25-27, las características de su estilo no constituyen motivo suficiente para rechazar la autenticidad, pero si pueden sugerir una fecha posterior. 

Mientras las epístolas a los Corintios contraponían el Cristo Sabiduría de Dios a la vana sabiduría del mundo, las epístolas a los Gálatas y a los Romanos contraponen el Cristo Justicia de Dios a la justicia que los hombres pretendían conseguir por sus propios esfuerzos.  Allí el peligro provenía del espíritu griego, con su orgullosa confianza en la razón;  aquí proviene del espíritu judío, con su orgullosa confianza en la Ley.  Algunos judaizantes vinieron a decir a los fieles de Galacia que no podían salvarse si no practicaban la circuncisión,  poniéndose así bajo el yugo de la Ley,  Ga 5, 2s. Pablo se opone con todas sus fuerzas a este retroceso, que haría inútil la obra de Cristo, Ga 5-4.

 

 Fuente : Biblia de Jerusalén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres