Blogia
Palabra Creadora

INTRODUCC. EVANG DE SN MARCOS (IV)

INTRODUCC. EVANG DE SN MARCOS (IV)

EL EVANGELIO DE MARCOS Y EL SECRETO MESIÁNICO

Una de las características del evangelio de Marcos es la frecuencia con la que  Jesús ordena a ciertos personajes como espíritus inmundos, demonios, beneficiados por algún milagro, discípulos, etc., que guarden silencio y no desvelen a nadie su identidad.  Es un hecho indiscutible que el evangelio de Marcos, de manera más o menos acentuada que los demás sinópticos, ha destacado el secreto con que Jesús ha querido encubrir su mesianidad durante la vida terrestre. (Ver Mc 1, 25.  Mc 1, 34. Mc 1, 43. Mc 3, 12. Mc 5, 43. Mc 7, 24. Mc 8, 26. Mc 8, 30. Mc 9, 9.)

¿A qué se debe esta insistente orden de Jesús para que se guarde silencio sobre su verdadera identidad?

El primer autor que de modo explícito estudió esta cuestión fue W. Wrede, el cual,  en el año 1901, publicó su obra titulada “El secreto mesiánico en los evangelios”.  Para este autor, el secreto mesiánico no se correspondería con una característica del Jesús histórico, sino que se trataría de una construcción dogmática efectuada por la comunidad pospascual, con la que pretendería armonizar la actuación y vida de Jesús,  que no habría sido mesiánica, y la fe pospascual de la comunidad en el carácter mesiánico de Jesús

Hoy pocos eruditos aceptan esta interpretación.  De entrada,  en el propio evangelio de Marcos nos encontramos con que las prohibiciones de Jesús no eran seguidas por quienes la reciben,  que rápidamente divulgan sus curaciones milagrosas, lo que convierte la posición de este autor en inconsciente.

Quienes sitúan el secreto mesiánico en la vida del Jesús histórico sostienen que esta característica obedece a que Jesús durante su predicación, se habría mostrado reservado respecto del título de Mesías.  Así Jesús no habría hablado de su dignidad mesiánica antes de su pasión, sobre todo porque su misión no encajaba con el mesianismo político y liberador que entonces se esperaba.  Jesús no podía presentarse ante los judíos con el mensaje de que él era el Mesías sin provocar una radical interpretación equivocada sobre su misión y persona y sin ocasionar el peligro de un movimiento político y la intervención de los romanos.

Podríamos decir,  finalmente,  que existen tantas explicaciones del secreto mesiánico del evangelio de Marcos como autores se han ocupado de ello. Sin embargo,  los especialistas, a partir de un detallado análisis del evangelio, parecen llegar a la conclusión que la gran mayoría de los mandatos de guardar silencio se deben a la redacción de Marcos.  Con ello el evangelista nos estaría diciendo que la total comprensión de la identidad de Jesús como Hijo de Dios y Mesías (Cristo) sólo se alcanza tras la muerte en la cruz y la resurrección.  La clave para comprender estas órdenes de silencio en el texto de Marcos se hallarían en estos dos versículos:

Mc 9, 9 “Mientras bajaban del monte les advirtió que a nadie contasen lo que habían visto hasta que el Hijo del hombre resucitase de entre los muertos”

Mc 15, 39 “El centurión que estaba allí presente frente a él, al ver que había expirado de aquel modo, dijo: -Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios.”

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres