Blogia
Palabra Creadora

INTRODUCCION EVANGELIO SN. MARCOS (I)

INTRODUCCION EVANGELIO SN. MARCOS   (I)

¿Quién escribió el Evangelio de San Marcos?

Esta pregunta puede sorprenderles,  es algo así como:  ¿De qué color era el caballo blanco de Bolivar?  Debería ser obvio que el Evangelio de Marcos… lo escribió Marcos!  Sin embargo esta pregunta no está de más,  ya que en ninguna parte del evangelio se identifica su autor, y sólo a partir del siglo II este evangelio fue conocido como el evangelio “según Marcos”.

El testimonio más antiguo sobre la autoría de este evangelio procede de Papías y se remonta al año 140 aproximadamente.  Papías era Obispo de Hierápolis y se refiere a este Evangelio en su obra “Exégesis de los oráculos de Jesús”, en unos fragmentos que se recogen en la “Historia Eclesiástica” de Eusebio de Cesarea (siglo IV). El fragmento de la obra de Papías que nos interesa dice lo siguiente:

“Y el Presbítero dijo también esto: Marcos, como intérprete de Pedro, escribió con exactitud, aunque sin orden, todo lo que recordaba de los dichos y hechos de Jesús. El personalmente no había oído al Señor ni había sido discípulo suyo, sino que posteriormente había sido compañero de Pedro, como ya dije.  El apóstol había adaptado su enseñanza a las necesidades (de los oyentes),  pero sin intención  de componer  un relato ordenado de las palabras del Señor.  Así, pues,   Marcos no se equivocó al poner por escrito las cosas tal como él las recordaba,  porque su única preocupación fue no omitir ni falsear nada de lo que había oído.”

Todos los testimonios posteriores a Papías (comenzando por Ireneo, en el año 180) identifican a Marcos como autor de este evangelio.

Que el autor de este evangelio sea realmente Marcos parece fuera de toda duda.  Desde el primero momento la tradición cristiana tendió a atribuir los evangelios a los apóstoles o a discípulos directos de Jesús, por lo que si a pesar de esa tendencia toda la tradición considera de forma unánime como autor del evangelio de Marcos ello sólo puede explicarse si éste fue el auténtico autor del texto.  Si la autoría de este evangelio no se atribuyó a un apóstol  de talla reconocida fue porque para todos era indiscutible que el autor de este evangelio era un tal Marcos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres