Blogia
Palabra Creadora

EL LIBRO DE TOBÍAS, Parte II

EL LIBRO DE TOBÍAS,  Parte II

El libro de Tobías es un historia de familia.  Tobit, un deportado de la tribu de Neftalí, piadoso, observante, caritativo, queda ciego en Nínive.  Su pariente Ragüel, en Ecbátana tiene una hija, Sarra, que ha visto morir sucesivamente a siete prometidos, muertos la noche de las bodas por el demonio Asmodeo.  Tobit y Sarra, cada cual por su parte, piden a Dios les libre de esta vida. Dios hará que los dos infortunios y las dos plegarias engendren una gran alegría: envía a su ángel Rafael, que guía a Tobías, hijo de Tobit, a casa de Ragüel, hace que se despose con Sarra y le proporciona el remedio que curará al ciego.  Es una narración edificante, en la que cobran notable relieve los deberes para con los muertos y el consejo de dar limosna. 

 El sentimiento familiar se expresa con emociones y encanto. Desarrolla unas ideas ya  muy adelantadas del matrimonio, que preludian el concepto cristiano.  El ángel Rafael manifiesta y encubre a un mismo tiempo la acción de Dios, cuyo instrumento él mismo es.  Así, el libro invita a reconocer esta Providencia cotidiana, esta vecindad de un Dios bueno.

 Este libro se inspira en modelos bíblicos especialmente en las narraciones patriarcales del Génesis;  literariamente se sitúa entre Job y Ester,  entre Zacarías y Daniel.  Tiene puntos de contacto con la Sabiduría de Ajicar (ver Tb 1, 22; 2, 10; 11, 18; 14, 10), obra apócrifa cuyo argumento se remonta por lo menos al siglo V a. C.  El libro de Tobías parece haberse escrito hacia el año 200 a. C., acaso en Palestina y probablemente en Arameo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres