Blogia
Palabra Creadora

EL LIBRO DEL PROFETA ZACARÍAS, PARTE II

EL LIBRO DEL PROFETA ZACARÍAS, PARTE II

La segunda parte que va del capítulo 9 al 14, que además comienza con un título nuevo, 9,1,  es del todo diferente.  Las piezas no tienen fecha y son anónimas. Ya no se habla de Zacarías ni de Josué ni de Zorobabel ni de la construcción del Templo.  El estilo es diferente y utiliza con frecuencia los libros anteriores, sobre todo Jeremías y Ezequiel. El horizonte histórico ya no es el mismo:  Asur y Egipto vienen a ser nombres simbólicos de todos los opresores.

Estos capítulos fueron  compuestos probablemente en los últimos decenios del siglo IV a. C., después de la conquista de Alejandro.  A pesar de los esfuerzos últimamente renovados para probar su unidad,  debemos admitir que son heterogéneos.  Se distinguen dos secciones, introducidas cada una de ellas por un título,  9, 11 y 12, 14;  la primera está casi en su totalidad en verso, la segunda casi enteramente en prosa.  Se habla de un Deutero-Zacarías y de un Trito-Zacarías.  En realidad se trata de dos composiciones que también por su parte son heterogéneas. La primera se vale al parecer de antiguos trozos poéticos, preexílicos, y se refiere a sucesos históricos difíciles de precisar (la aplicación de 9, 1-8 a la conquista de Alejandro parece la más probable). La segunda parte, 12-14, describe con terminología apocalíptica las pruebas y las glorias de la Jerusalén de los últimos tiempos.  Pero la escatología (doctrina referente a la vida después de la muerte),  tampoco está ausente de la primera parte y algunos temas se encuentran en las dos secciones, por ejemplo, el de los “pastores del pueblo”,  cap 10, 2-3; 11, 4-14; 13, 7-9.

Esta parte del libro es importante sobre todo por su doctrina Mesiánica, que tampoco ofrece una unidad;  el resurgimiento de la Casa de Davidespera de un Mesías humilde y manso,   anuncio misterioso del Traspasado,   es una teocracia guerrera  pero también cultual al estilo de Ezequiel. 

Los rasgos anteriores se armonizarán en la persona de Cristo,  y el Nuevo Testamento cita con frecuencia estos capítulos de Zacarías o al menos los alude.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres