Blogia
Palabra Creadora

LOS LIBROS SAPIENCIALES

LOS LIBROS SAPIENCIALES

 

Por encima de las formas literarias, aún las más simples, el origen de la sabiduría ha de buscarse en la vida de familia o de clan.  Las observaciones sobre la naturaleza y sobre los hombres, acumuladas de generación en generación, se expresaron en sentencias, en dichos de campesinos, en breves apólogos, que contenían una aplicación moral y que servían de reglas de conducta.  El mismo origen puede atribuirse a las primeras formulaciones del derecho consuetudinario, que en ocasiones coinciden, en su contenido y no solamente en su forma, con las sentencias de sabiduría.  Esta corriente de la sabiduría popular prosiguió paralelamente a la formación de las colecciones sapienciales.

La brevedad de las sentencias, que así se imprimen en la memoria, las hacía aptas para la enseñanza oral.  El padre o la madre se las enseña a su hijo.  Por su parte,  el maestro seguirá llamando “hijo” al discípulo a quien forma, porque los sabios hacen escuela.

Es de anotar que en  aquella época la sabiduría se convierte en privilegio de la clase instruida, y por lo mismo de la que también sabe escribir.  Sabios y escribas aparecen juntos en Jeremías 8, 8-9 y Sirácida (Eclesiástico) 38, 24  39, 11,  ensalza el oficio de escriba, que le permite adquirir la sabiduría, contraponiéndola a los oficios manuales.

De entre los escribas designaba el rey a sus funcionarios, y en la corte se desarrollaron antes que en sitio alguno las doctrinas de sabiduría.  Esos sabios no sólo coleccionaban máximas antiguas,  también las escribían.

La forma más simple y más antigua de la literatura sapiencial es el “mashal”.  Este es en plural, el título del libro que nosotros llamamos Proverbios. El “mashal” es, más exactamente una fórmula sorprendente que cautiva la atención, un dicho popular o una máxima.  Las colecciones antiguas de los Proverbios sólo contienen sentencias breves.  Más adelante,  el “mashal” se desarrolla se hace parábola o alegoría, discurso o razonamiento.  Esta evolución sensible ya en pequeñas secciones añadidas a los Proverbios y más aún en el prólogo, Pr 1,9, se precipita en los libros siguientes :   Job o la Sabiduría que son grandes obras literarias.

El A. T. recoge bajo el nombre de “libros sapienciales” a cinco libros :  Job, Proverbios, Eclesiastés (o Qohelet), Eclesiástico (o Sirácida) y Sabiduría,  sobre cada uno de los cuales, más adelante haremos una breve reseña.

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres